Iluminar un comedor (I)

El secreto: crear focos de luz

El comedor es la zona de relax y vida social de la casa por excelencia. Es donde se reúne la familia y se atiende a los invitados, pero también es un espacio para ver la televisión, escuchar música o leer. Por lo tanto, la iluminación debe ser flexible, para acomodar las distintas necesidades.

En un comedor, la luz de ambiente suelen proporcionarla lámparas de sobremesa o lámparas de pie, o bien lámparas de techo. Para que éstas iluminen de manera adecuada es imprescindible colocarlas en los lugares apropiados, por lo que debes asegurarte de que dispones de suficientes enchufes.

Por este motivo, siempre es conveniente empezar planificando la disposición de los muebles. Por ejemplo, en un comedor amplio necesitarás enchufes en el suelo, que pueden ocultarse debajo del sofá. Aunque esto puede parecer obvio, no siempre se tiene en cuenta, y el resultado es un comedor con las luces situadas en el perímetro y un “agujero oscuro” en el centro.

Una mesa detrás del sofá es un lugar conveniente donde situar un par de lámparas. Esto reduce el espacio que ocupan dos mesitas -una a cada lado del sofá- y permite una posición más alta de las lámparas, lo cual resulta más útil para leer.

Si la zona de asiento está pegada a la pared, un par de lámparas de pie de salón o de sobremesa -en dos mesitas a cada lado del sofá- serán suficientes. Si dispones de poco espacio, puedes utilizar apliques de pared con brazo flexible, para poder leer con comodidad.

Para iluminar una mesa de café o de juegos central, lo mejor será una lámpara de pie de salón de arco amplio.

Por otro lado, en un comedor pequeño una solución muy conveniente para crear una atmósfera cálida es iluminar la parte inferior de las estanterías o bien poner luces en la parte superior de los muebles. En todo caso, asegúrate siempre de que no puedes ver las luces desde ningún ángulo, incluso cuando estás sentado (este tipo de luz debe ser indirecta).

Las lámparas colgantes son también un elemento a considerar, especialmente en habitaciones con techo altos, donde crean el efecto de reducir la altura. Si el techo es bajo, es mejor no ponerlas en el centro de la habitación: opta por instalarlas encima de una mesa o incluso en una esquina.

Un pensamiento sobre “Iluminar un comedor (I)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>