El flexo con ganas de vivir

Luxo Jr, la conocida lámpara flexo que nos saluda al inicio de cada película de la productora Pixar, ya es realidad.

Ya os hablamos en un post anterior del origen de este flexo, inspirado en la clásica lámpara inglesa Anglepoise. Pues bien, tres investigadores de la Universidad de Victoria, en Wellington (Nueva Zelanda), han creado Pinokio, un flexo que ve, oye y reacciona a señales de su entorno de una manera un tanto peculiar y divertida.

Pinokio, que está dotado de una pequeña cámara, un micrófono y varios motores, es capaz de reconocer un rostro humano y seguirlo con su difusor. También trata de recuperar un libro cuando éste se aleja, y vuelve a conectar su interruptor él solo -empujándolo con su difusor- cuando lo apagamos.

El objetivo de este proyecto es explorar el potencial de un algoritmo que dote al robot de “ganas de vivir”, en contraste con el enfoque clásico que diseña robots para que obedezcan órdenes. De hecho, esta idea es la que está detrás de su nombre. Tal y como explican sus creadores “de la misma manera que Pinocho cobra vida y proclama convencido que es un niño de verdad, es el impulso irrefrenable e instintivo de tener vida propia de Pinocho el que nos irradia de poesía y magia”.

Y sí, también ilumina!

Más información: www.pinokio-lamp.com

Un comentario en “El flexo con ganas de vivir”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *