Iluminar una piscina

Se acerca la primavera, y para los que tienen la suerte de tener piscina, quizás es el momento de empezar a ponerla a punto. En este post vamos a hablar de cómo iluminarla correctamente.

El primer punto a considerar es el color del revestimiento. Aunque pueda quedar muy bonito de día, ten presente que un color oscuro -sea verde, gris, azul o negro- es difícil de iluminar, con lo que además de un mayor gasto del luz, puede resultar en una piscina poco acogedora de noche.

El segundo consejo en cuanto a la iluminación del fondo, es que son preferibles varios puntos de luz, que pocos y más potentes -tipo faro de coche-. En las piscinas alargadas sitúa siempre las luminarias en las paredes más largas, es decir, ilumina a través. De este modo, evitarás reflejos molestos cuando nades longitudinalmente y además crearás el efecto de que la piscina es más ancha.

Una opción original para iluminar el fondo es utilizar fibra óptica, ya que permite disfrutar de múltiples puntos de luz con un mantenimiento nulo, ya que en el punto de luz no pasa corriente ni se genera calor. Además, puede iluminar en varios colores y controlarse por mando a distancia. Hay lentes empotrables para fibra óptica que simulan lámparas estándar, e incluso puedes crear un espectacular efecto de “cielo estrellado” en el fondo.

Piscina iluminada con fibra óptica
Piscina iluminada con fibra óptica. Fíjate en cómo se iluminan los detalles arquitectónicos y las fuentes.

En cuanto a los alrededores de la piscina, recuerda que éstos deben estar bien iluminados por motivos de seguridad. Ilumina por capas, y no de manera general. Puedes crear focos de luz en detalles arquitectónicos y plantas, iluminar de manera tenue el suelo del perímetro de la piscina, colocar lámparas bola en el suelo, apliques de pared, etc.

Finalmente, unos consejos prácticos:

  • Asegúrate de utilizar lámparas con la protección IP apropiada, tanto en el fondo de piscina como en los alrededores.
  • No instales lámparas que se calientan en zonas donde puedan ser pisadas. En estos casos, la mejor opción será LED o fibra óptica.
  • Coloca las lámparas en lugares donde sean fácilmente accesibles para su mantenimiento. Por ejemplo, en una piscina interior no es aconsejable situar una lámpara de techo justo encima de la piscina, ya que probablemente la única manera de acceder será vaciando la piscina.
  • En general, no sobreilumines ni el fondo ni los alrededores de la piscina. Es un espacio de relax, por lo que mejor apostar por una iluminación sutil, más si la piscina se ve desde el interior de la casa a través de ventanas.