Cómo funciona un ventilador de techo

¿Cómo enfría el aire un ventilador de techo? ¿Tiene sentido utilizarlo con el aire acondicionado? ¿Son útiles en invierno? En este artículo vamos a intentar aclarar éstas y otras dudas.

El ventilador de techo es un gran aliado a la hora de ahorrar energía

El ventilador de techo es un gran aliado a la hora de ahorrar energía

El funcionamiento de un ventilador de techo se basas en dos fenómenos físicos: el primero es la capacidad del cuerpo humano de enfriarse a través de la evaporación del sudor. Cuando nuestra piel transpira, el sudor que se evapora absorbe calor y nos permite controlar nuestra temperatura corporal. Un ventilador de techo produce una brisa que estimula esta evaporación -de ahí que si estamos mojados y sopla viento tengamos sensación de frío-. Cuanto más brisa notemos, más sensación de frío tendremos.

Hay un segundo factor a tener en cuenta en este punto: la humedad relativa del aire. Cuanto más humedad relativa tenga el aire -es decir, mayor cantidad de vapor de agua se encuentre en él- menos capacidad para evaporar sudor tendremos. Por lo tanto, el efecto de un ventilador de techo en un clima húmedo o bochornoso será menor que en un clima seco.

El segundo efecto físico que produce un ventilador es la destratificación del aire. ¿Qué quiere decir esto? Cuando enfriamos o calentamos una habitación con aire acondicionado o mediante calefacción, la temperatura del aire no es uniforme, sino que se forman capas de temperatura -el aire caliente más cerca del techo y el frío en el suelo, a razón de unos 1,35 º C por cada metro de altura- o bien bolsas de aire atrapadas en rincones. Un ventilador de techo ayuda a mezclar el aire y a homogeneizar la temperatura.

Si lo utilizas en verano junto con el aire acondicionado aumentarás la eficiencia de éste, y por lo tanto podrás aumentar un poco al temperatura del termostato. En invierno, el ventilador debe girar en sentido contrario -la mayoría de ventiladores disponen de un interruptor para este fin, denominado “función invierno”-. De ésta manera, el ventilador produce una brisa hacia el techo, forzando hacia abajo el aire caliente atrapado en él. En ambos casos el ventilador te permite aprovechar las zonas de aire frío o caliente, mezclándolas con el resto.  El resultado: ahorro en los gastos de electricidad y mayor confort.

Para saber más sobre ventiladores de techo, te recomendamos esta Guía de Ventiladores de Techo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>