Historia de los ventiladores de techo (III)

Durante el resto de los años 70 y durante la década de los 80 los ventiladores de techo continuaron siendo populares en los EEUU, y muchos pequeños fabricantes se apuntaron a la moda y empezaron a producirlos. Esta situación desembocó en un vuelco radical del ratio de ventiladores de techo importados desde Asia comparado con los fabricados en los EEUU, con el detalle añadido que un ventilador fabricado en los EEUU era significativamente más caro que uno importado de Asia.

Y llegamos a los años 90. Una vez más, los ventiladores de techo perdieron popularidad, en esta ocasión debido a la reducción paulatina del coste del aire acondicionado. Esto hizo que los fabricantes dejaran de invertir en la mejora de estos aparatos, y que muchas de las características que hasta la época habían sido estándar dejaran de serlo para poder abaratar costes: aspas de madera, reguladores de velocidad, motores de calidad, construcción en acero, etc. fueron substituidos por piezas baratas.

La década del 2000 vio cómo los fabricantes de ventiladores de techo volvían a ofrecer modelos de calidad y con una estética muy atractiva. Muchas empresas nuevas como Fanimation, Ventiladores Faro, Minka o The Modern Fan Co. han apostado por esta filosofía.

Empresas emblemáticas como Hunter apuestan por ventiladores de techo de calidad y diseño moderno
Empresas emblemáticas como Hunter apuestan por ventiladores de techo de calidad y diseño moderno

Con este post ponemos punto final a la convulsa historia de los ventiladores de techo. Hoy en día continua siendo una opción muy válida para complementar o substituir al aire acondicionado, por lo que esperamos que podamos disfrutar de este artilugio durante muchos años más!