Elegir un flexo

Lámpara flexo
Lámpara flexo

En este post esperamos aclararte cualquier duda que tengas a la hora de elegir el flexo que mejor se adapta a tus necesidades, ya sea para estudiar o trabajar, y por supuesto a tu bolsillo

Una lámpara flexo es un aliado imprescindible para los estudiantes, o en general para trabajar en una mesa de escritorio. A al hora de decidirte por un modelo, debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

En primer lugar, y lo más importante, asegúrate que el flexo elegido suministra suficiente cantidad de luz. Recuerda que los flexos son lámparas funcionales que iluminan un espacio de trabajo.  Por lo tanto, será necesario evaluar el nivel de luz natural y ambiental que tenemos y la intensidad de luz que necesitamos en la mesa para poder trabajar con comodidad.

Por otra parte, también es imprescindible valorar es espacio de trabajo del que disponemos en el escritorio. ¿Utilizas una mesa pequeña con ordenador, documentos o bandejas? En este caso, lo más apropiado será elegir un flexo de base y brazos pequeños (comprueba las medidas del flexo), o incluso un aplique de pared. Por contra, si dispones de un escritorio amplio, la mejor opción será un flexo de brazo articulado para poder ajustar la posición de la luz cómodamente.

Finalmente, algunas consideraciones respecto al tipo de bombilla. Los flexos con bombillas halógenas proporcionan una buena intensidad de luz pero suelen consumir bastante y se calientan mucho (no muy práctico para estudiar en verano!). En este sentido, si lo que buscas es una luz nítida más que calidez, un flexo LED es una buena opción. Por otra parte, hoy en día prácticamente cualquier modelo de bombilla estándar puede substituirse por una bombilla LED, por lo que siempre puedes “convertir” un flexo con portalámparas E14, E27 o GU10 en un flexo LED.

2 comentarios en “Elegir un flexo”

Los comentarios están cerrados.